Lo estaba notando, me estaba quedando fofa. Pero fofa fofa.

Antes ( … de que llegasen los niños, el cole, las extraescolares, los fiestas infantiles, de la voragine de los últimos años) hacía deporte, o estaba en forma …

Despues … la «forma» fue desapareciendo. Hacía algo de deporte, pero era más bien una tapaderá para sentir que me cuidaba un poco.

Entre las horas sentadas en el trabajo, en el coche y el sofá (que tambíen viene bien despues de un día intenso) iba notando que perdía fuerza. Y que no sé compensaba con esa sensación de ir corriendo a todos los sitios.

Durante unos 5 años hice yoga, que me hizo mantener y ganar agilidad y flexibilidad .

Y a principios de verano pensé: «o haces deporte o vas a comenzar con achaques ;)».

Quería algo práctico y sencillo que me facilitase ir a las clases cuando me entrase la pereza y las dudas pensando en el tiempo de desplazamiento y la distancia.

¡¡¡Y lo encontré!!! Un gimnasio a 10 minutos de casa, con bastante flexibilidad horaria, sólo para mujeres ( este no era uno de mis requisitos, pero me está gustando el rollete que hay) y con una buena entrenadora.

¿Los beneficios de ir al gimnasio?

El primer beneficio, para mi, es la sensación placentera después de darlo todo. Así, sin más, es un gustirrinín muy rico.

No sé exactamente cual es la quimica de hormonas despues de hacer deporte pero ¡¡¡es buenísima!!! es algo así como que te sientes llena de energía, fortalecida y feliz.

Con el paso de los días, ( y de las agujetas) comienzas a notar el cuerpo más fuerte, más en su sitio. Sientes que tu cuerpo te acompaña cuando tienes que hacer un esfuerzo. Notas los músculos en su sitio y que cogen forma.

Se ha convertido en uno de mis pequeños placeres

Si preguntas a un buen médico o profesional de la salud te hablará de una forma más técnica de los beneficios de hacer deporte para una mujer:

1.- Ayuda a controlar el peso

2.- Fortalece el sistema inmune.

3.- Mejora el estado de ánimo.

4.- Combate el estres y la ansiedad.

5.- Favorece un mejor sueño y un descanso más reparador.

6.- Vuelve a encender la chispa en la vida sexual, ( o la mejora 😉 )

7.- Fortalece los huesos y la masa muscular, que en la menopausia son grandes perjudicados.

8.- Favorece la salud cardiaca.

Nunca me había atraído apuntarme a un gimasio: me daba mucha pereza, sentía que no era para mi, prefierís hacer deporte al aire libre. Y ahora no me imagino vivir sin ir. Al menos por ahora.

¿Has tenido una primera vez en el gimnasio?

Check Page Rank of your Web site pages instantly:

This page rank checking tool is powered by PRChecker.info service