Siempre he sido un poco soñadora, tengo que reconocerlo. Sobretodo cuando era niña soñaba muchas cosas…

Soñé que viviría en una isla, y eso se ha hecho realidad. Soñaba con formar una pandilla tipo «Los Cinco», soñaba con vivir en California ( eso lo tengo pendiente, California o en la costa Este, tipo Maine, Massachusetts, Virginia… ) soñaba con crear empresas, con una casa cerca del mar.

No todo lo he logrado, pero ese optimismo me ha ayudado a superar muchas barreras, a veces sin ni siquiera darme cuenta y aunque cada día soy más consciente de que aún tengo muchas que superar, soy una gran defensora de los grandes sueños e ilusiones.

A veces creo que lo defiendo más para los demás que para mi, pero como dice Manuel Carrasco, » no dejes de soñar «

¿Por qué tenemos que soñar en grande?

1 Todo es posible.

Sí, sé que me puedes decir que todo tiene un límite, y es cierto. Pero ¿ cual sería tu sueño imposible? ¿Ir al espacio? pregunta Jeffos o Elon Musk. ¿Montar un gran negocio por internet? Pregunta a Martha Stewart.

Los límites nos los ponemos nosotras y nuestros pensamientos. ¿Conoces a Nick Vujicic? no conozco a sus padres, y estoy absolutamente convencida que ningún médico dijo a sus padres: «no se preocupen: su hijo hará surf, jugará al futbol y formará una familia».

Seguro que tu cabeza te puede estar diciendo: no te creas lo de todo es posible… ahí tienes esa voz que se encarga de bloquearte. Pregúntale qué cree que es imposible para tí. Igual te da alguna idea .

¿Y si soñamos en grande durante un año?

2 Es contagioso

¿¿No te ha pasado que has estado con una de esas personas que te llenan de energía cuando hablan, que te inundan de un optimismo ilusionante y que te entran unas ganas terribles de sacar adelante esa idea que te ronda la cabeza?? ya lo tienes, las emociones se contagian. Contagiemos emociones que sacan lo mejor de nosotras, contagiemos ese optimismo, esas ganas de creer, de crear y de soñar.

3.- No haces daño a nadie

¿Por qué no soñar en grande? ¿Haces daño a alguien? ¿Por qué a veces es más aceptado soñar en chiquititio y ni si quiera soñar y vivir solo el día a día? ¿ por qué ponerte en lo peor? No sé quien nos metió esto en la cabeza, si es algo cultural, o familiar. Muchas veces nos quedamos donde estamos sin ni siquiera desplegar nuestras alas.

Y el mayor problema es que nos hemos acostumbrado a eso. Así , sin más. No soñamos en grande porque nos da miedo equivocarnos, o no lograrlo. Pero aunque no lo lográsemos, seguro que avanzamos, y mejoramos nuestra vida, y dejamos de lamernos nuestras heridas . Muchas veces nos preguntamos: ¿Y si fallo? ¿qué ocurriría si nos preguntasemos: «¿Y si me sale bien?»?

4. Con sueños grandes, acciones grandes

Está demostrado, si sueñas en grande tu actitud cambia. Porque sabes que vas a necesitar más esfuerzo, más implicación, más motivación. Te preparas para la acción de una manera diferente, con otra actitud. ¿Qué perdemos por soñar a lo grande?

5. Aunque falles, ganas.

Alguien dijo en una ocasión, » apunta a la luna, aunque fallas llegarás a alguna estrella». La vida hemos venido a disfrutarla, a vivirla. No estamos aqui para ser buenecitas y quedarnos sin movernos demasiado. Vamos a vivir la vida, vamos a soñar en grande, a pelear nuestros sueños. ¿ Que nos salen torcidos? aprenderemos, descubriremos, pero sobretodo, sobretodo: VIVIREMOS.

A veces pienso que nos da miedo pensar en grande porque nos da miedo el éxito. Y cuando escribo estas palabras me vienen a la cabeza bastantes proyectos que he dejado por miedo. Me viene tambien cierto miedo una vocecita me dice: Mara, no te pases, no te entusiasmes demasiado y sobretodo no confundas a la gente. Me lo volveré a leer cuando tenga esa sensación de » me gustaría hacer… pero quizas en otro momento».

¿Qué ocurriría si durante un año nos permitiesemos a soñar en grande?

Check Page Rank of your Web site pages instantly:

This page rank checking tool is powered by PRChecker.info service